Miguel Arguedas

Miguel Arguedas

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Miércoles, 05 Abril 2017 09:24

Sinopsis: El hombre más rico de Babilonia

Sinopsis del libro: El hombre más rico de Babilonia
AutorGeorge S. Clason
PorMiguel Arguedas

El hombre más rico de Babilonia es un clásico moderno en materia de ahorro y planificación financiera. Describe las claves para adquirir, mantener y reproducir el dinero, en un lenguaje sencillo, informativo y motivador.

El autor emplea parábolas e historias babilónicas en un camino hacia la prosperidad y la felicidad, ofreciendo análisis y soluciones prácticas para los problemas financieros personales que todos enfrentamos a diario.

Toda persona tiene ambiciones y sueños para el futuro. Para lograrlos, es necesario aprender a ser exitoso con el dinero.

La historia

Esta historia comienza en la ciudad de Babilonia cuando dos hombres, Bansir y Kobi, se encuentran charlando acerca de su anhelo por poder tener riquezas y de lo insatisfechos que se sentía cada uno con sus vidas.

A pesar de sus largas jornadas de trabajo y lo duro que representa poder obtener oro a cambio de sus esfuerzos, no parecía ni un poco cercano que con sus ingresos podrían aspirar a ser ricos algún día. Ambos recordaban a su viejo amigo de la escuela Arkad, su compañero de escuela. Arkad, parecía ser una persona tan común como cualquier otro. Bansir y Kobi se preguntaban entonces, como es que Arkad, siendo un alumno promedio, con las mismas posibilidades que el resto del grupo y con el mismo nivel social y económico pudo llegar a ser el hombre más rico de Babilonia.

Fue entonces cuando decidieron ir personalmente a visitar a Arkad y preguntarle por el secreto de su éxito financiero. Él estuvo dispuesto a compartir el secreto de como se convirtió en el hombre más rico de Babilonia. Arkad contó algunas historias de sus inicios y también de los tropiezos que tuvo durante su vida antes de convertirse en lo que ahora es. Luego habló de la fórmula y concluyó con los siete medios para llenar una bolsa vacía:

  1. Empezar a llenar nuestra bolsa.- Si ganas 10 monedas de oro, gasta 9 y guarda 1 moneda de oro.
  2. Controlar los gastos.- Diferenciar los gastos obligatorios de nuestros deseos.
  3. Hacer que nuestro oro fructifique.- Invertir nuestro oro y que genere rendimientos.
  4. Proteger los tesoros de cualquier pérdida.- En cualquier forma de inversión debemos asegurar que nuestro oro será devuelto. Esto implica estudiar la reputación de los deudores y consultar solamente a expertos en la materia.
  5. Poseer una casa propia.- Hacer inversiones rentables de nuestras propiedades. Es bien visto a los hombres que se hacen de un hogar para proteger a su familia.
  6. Asegurar ingresos para el futuro.- En la actualidad, esto se traduce a instrumentos financieros como las afores (fondos para el retiro).
  7. Aumentar nuestra habilidad para adquirir bienes.- Nuestros deseos deben ser fuertes y bien definidos. Cuantos más conocimientos adquirimos, más dinero ganaremos. Esto es, aprender mejor nuestro oficio.

Babilonia pasaba entonces por una crisis cuando terminó su construcción y la gente se quedó sin trabajo. Fue entonces cuando el Rey Sangón pidió al hombre más rico de Babilonia instruir a la gente en cómo podrían empezar a reactivar su economía.

Algunos de las discusiones sobresalientes en estas sesiones resaltaban los siguientes temas:

• La suerte en el juego es, por mucho, un mal negocio para el jugador.

• Las fortunas se escapan de la mano por una palabra: contemporizar. Esto es un adjetivo que se les da a los hombres que tardan en cumplir con las cosas que realmente le convienen. La suerte se presenta en forma de oportunidades. Es importante ser un hombre de “acción”, sólo a este tipo de hombres les sonríe la fortuna.

• Las 5 leyes del oro son: a) el oro acude fácil al hombre que reserva una décima parte de sus ganancias, b) El oro es rentable para quien lo posee y es sabio dándole un uso provechoso, c) El oro permanece con su dueño, siempre y cuando se invierta según los expertos, d) El oro escapa cuando se desconoce el negocio donde se invierte, e) El oro huye cuando se siguen consejos de las personas incorrectas: inexpertos, defraudadores, estafadores.

• Si quieres ayudar a un amigo, hazlo de forma que no recaigan sobre ti sus responsabilidades.

• Es fácil prestar el oro, pero si se presta con imprudencia, es difícil recuperarlo.

• Una promesa es un RIESGO que un prestamista prudente desdeña y prefiere la garantía de una devolución asegurada.

Conclusión

Aunque la mayoría de las personas entiende que el dinero no lo es todo, aceptan que el dinero es la forma por la cual se mide el éxito.

Hay muchas cosas importantes que el dinero no puede comprar. Sin embargo, la riqueza es el instrumento por medio del cual las personas se miden a sí mismas.

El dinero representa el éxito sólo a través de la habilidad que tiene para proporcionar libertad para hacer lo que queramos. Poseer generosas cantidades de capital hace posible el disfrute de bienes y servicios disponibles en el mundo. Tener dinero es un medio, no el fin.

Históricamente las buenas costumbres financieras existieron desde hace muchos años, y los principios generales de una buena administración financiera, aunque pudieran tener algunas actualizaciones o variantes, siguen vigentes y nos pueden ayudar de mucho en la gestión de nuestro dinero.

Así mismo también es una buena manera de demostrar que en la actualidad seguimos con ciertos paradigmas por la falta de una buena educación financiera.

Es una exquisita experiencia que te hace reflexionar de manera profunda, ya que el tema financiero es un tema tan real y palpable que debe ser tratado con cautela.

El libro “El hombre más rico de Babilonia” es una excelente lección de vida que definitivamente ayudará a poner en práctica muchos ejercicios financieros.